20/09/2017 4 Comentarios Gestión de proyectos

Mis 5 PMI-ismos favoritos de Rita Mulcahy

¡Hola, líderes y lideresas!

¿Has llegado hasta aquí y quieres saber lo que es un PMI-ismo? Pues muy bien, yo te lo cuento. De hecho, además de describírtelo, te voy a comentar cuáles son mis 5 favoritos de Rita Mulcahy. Si, por el contrario, ya sabes lo que es un PMI-ismo, ¿te gustaría compartir los tuyos? Genial, no te olvides de dejármelos en la sección Comentarios. Sin más dilación, here we go:

Mis 5 PMI-ismos favoritos de Rita Mulcahy

Fuente de la imagen: Pixabay

Como algunos sabéis, hace poco y a un ritmo muuuuuy lento he empezado a prepararme para la certificación PMP (Project Manager Professional) del PMI (Project Management Institute) para seguir especializándome más en la gestión de proyectos (crearé más adelante un post contándoos todo el proceso que seguí para los que os interese).

Los que ya os lo habréis preparado o estáis en ello, sabréis que existen varios libros de preparación, documentación por Internet, aplicaciones móviles, simulacros de examen, flashcards, etc. Todo diseñado para el estudio del PMP-wannabe. Pues bien, uno de los libros de preparación por excelencia es uno cuyo título reza “Preparación para el Examen PMP”, de Rita Mulcahy (el original es en inglés, podéis adquirirlo aquí). Contiene todos los procesos del PMBOK (el Project Manager Body of Knowledge) explicados con ejemplos, ejercicios para practicar con la explicación de las respuestas, recomendaciones, consejos, etc. La verdad es que a Rita habría que haberle dedicado un monumento por la labor que hizo para acercar el PMBOK a todos los aspirantes de una forma tan rigurosa y cercana.

Ahora bien, en las primeras páginas de su libro ella comenta que existen una serie de estándares o presuposiciones asociadas por defecto a la labor de todo gestor de proyectos y que están establecidas por el PMI. Son denominadores comunes que tenemos que tener siempre en cuenta a la hora de hacer el examen para elegir la respuesta más adecuada. Este concepto es lo que ella engloba bajo el término “PMI-ismo”. No en vano, Rita es realista y nos advierte que los PMI-ismos que dicta el PMI no siempre se aplican o están presentes en la realidad de las organizaciones, pero que de todos modos en el test contestemos de acuerdo a las buenas prácticas que predican.

A continuación os muestro textualmente los 5 que más me gustan, bien porque otorguen al Project Manager la posición que merece en los proyectos, porque sean difíciles de cumplir o porque me parezcan curiosos:

  1. “Los directores de proyectos pueden salvar al universo, son “maravillosos” y “sensacionales” y deben ser muy talentosos (“¡hurra para la dirección de proyectos!”): estoy de acuerdo con Rita y el PMI. Este es el primer PMI-ismo que ella menciona y me parece que es absolutamente lo que se espera de nosotros: que seamos resolutivos, a veces hasta salvadores (pero no nos pasemos no caigamos en el rol inconsciente del rescatador del Triángulo de Karpman del que ya os hablé en este otro post). Eso sí: a veces se nos pide que hagamos verdaderos malabares con los tres elementos candentes y presentes en cada proyecto: rapidez, precio y calidad
  2. Los miembros del equipo están motivados, capacitados e incentivados, y vienen preparados con sugerencias, no necesitan la microgestión del director del proyecto”: esto, lamentablemente, no siempre es así; pero creo que es labor del gestor que actúa como líder. Este debe velar por mantener en su equipo y al resto de stakeholders en un buen ambiente que promueva la confianza y el aprendizaje y donde todos se sepan valiosos. Eso sí: sin recurrir a la microgestión en perfiles de miembros más sénior que no hace sino generar el efecto contrario: desconfianza y burn-out
  3. “El director de proyectos es proactivo y encuentra los problemas en etapas tempranas, busca cambios y previene problemas”: la verdad es que se trata de nuestra razón de ser. Si los proyectos no presentaran problemas y todos fueran como la seda no tendríamos trabajo, ¿no creéis? Adelantarnos a “los marrones”, desarrollar esa intuición que nos alerte a la hora de tratar con proveedores difíciles o saber en quién delegar cada tipo de problema si no está dentro de nuestra competencia son elementos que luego desembocarán en un ahorro de tiempo, dinero y quebraderos de cabeza
  4. “La mayoría de los problemas que surgen ya cuentan con un plan de respuesta a los riesgos, creado para lidiar con ellos”: en hilo con el anterior punto, ojalá pudiéramos tener soluciones para todas las variables de problemas que existen. A veces lamentablemente no es posible anticiparse, pero para mí lo importante es que aun así seamos capaces de dar la mejor respuesta pese a las circunstancias e interiorizar las lecciones aprendidas en la fase de postmortem del proyecto
  5. “Las organizaciones tienen una oficina de dirección de proyectos (PMO), la cual tiene responsabilidades importantes y claramente definidas sobre los proyectos en toda la organización”: en la vida real sabemos que no todas las empresas disponen de esta oficina (o como prefiero llamarlo yo, “departamento”). En aquellas donde la gestión de proyectos está muy presente puede que exista de manera menos “visible”  como un único ente pero su organigrama cuenta con una estructura como la de una PMO. La tendencia es que cada vez más empresas opten por reconocer la labor de la gestión de proyectos para atender las necesidades de sus procesos y acaban implementando estas PMO en su estructura

Y a ti, ¿qué te han parecido los PMI-ismos mencionados? ¿Cuáles son aplicables a tu realidad como gestor de proyectos? ¿Añadirías algunos de tu cosecha? ¿Te estás preparando para la certificación? ¡Cuéntame, estoy deseando saber!

*******No olvides suscribirte a la Newsletter para estar actualizado en todo momento sobre
la publicación de nuevas entradas. ¡Tienes el formulario en la parte inferior de la página!*******